Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Recorridos

Los que perdieron la guerra

Represión y resistencia en la España franquista

Como el cuento de Max Aub: El tabernero harto de oír las discusiones y planes de los exiliados españoles en su bar, les comunica que Franco ha muerto, ante la consiguiente alegría de los trasterrados. Con la misma ilusión, los exiliados y represaliados dejan las celdas y exilios para trasladar sus testimonios a las estanterías de las librerías. Poco a poco nos creemos que Franco ha muerto. Poco a poco.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �