Damas, diosas y musas

Damas, diosas y musas

Editorial: Asimétricas

Páginas: 217

Año: 2022

EAN: 9788419050120

Novedad
24,00 €
ENVÍO GRATIS
Recíbelo en casa en 2-4 días o ven a buscarlo:
Disponible ahora en
La Central de Callao
La Central del Museo Reina Sofía
La Central (c/ Mallorca)
La Central del Raval
Disponible de 4 a 5 días en
La Central del MUHBA
Parafraseando a Dylan Thomas, podríamos decir que este ensayo no tiene ni principio ni final y poco o casi nada entre medias, pues tan solo se trata de un breve paseo por lo femenino en la Historia del Arte: es imposible recoger en pocas páginas todo lo que ha simbolizado la imagen de la mujer. Por tanto, este texto debe interpretarse como un análisis fenomenológico, inevitablemente personal y subjetivo, de cómo la mujer ha sido entendida y representada a lo largo del tiempo. Ya en los albores de la representación del cuerpo humano, hubo predilección por el cuerpo femenino, relacionado con la continuidad: la sacralización de lo femenino iba ligada a la supervivencia de la especie. Cuando las estructuras sociales y el pensamiento abstracto se imponen, la mujer deja de ser diosa y es arrojada del Paraíso. A partir de ese instante el arte comienza un largo recorrido en busca de una feminidad terrenal y profana, y cada cultura idealiza plásticamente el rol social de la mujer con formas, colores, matices y acentos distintos. Este proceso de definición artística de la identidad femenina será largo y cambiante aunque a menudo el pintor preferirá ver a la mujer simplemente como algo bello. Habrá que esperar al siglo XX y a la irrupción de artistas modernas como Tamara de Lempicka y Georgia O’Keeffe para que lo femenino rompa los límites sociales impuestos y establezca su imagen desde la libertad y la autonomía.

Artículos Relacionados en Nuestro Blog

Félix Ruiz de la Puerta
Ruiz de la Puerta, Félix Damas, diosas y musas 24,00 €

Félix Ruiz de la Puerta

Damas, diosas y musas

Por Raquel Ungo

La Venus de Willendorf es la representación femenina más antigua que conocemos y la más famosa de la Prehistoria aunque no fue la única. Durante miles de años y en muy diferentes lugares los pueblos reprodujeron sin cesar estatuillas similares que ensalzaban el poder del cuerpo de la mujer como dadora de vida, como garante de la continuidad de grupo convirtiéndola, por tanto, en una diosa. 

Leer más

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación, nos ayudan a proteger tu privacidad y permiten realizar las peticiones que nos solicites a través de la web. Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado con tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Si consientes su instalación pulsa "Aceptar Cookies", o también puedes configurar tus preferencias aquí. Más información en nuestra Política de cookies