Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Recorridos

Hanne Darboven

Existencia 41-09

1941 - 2009

Escribir es una tentativa más de aprehender el tiempo. Que la tinta se dilate sobre la textura de un papel, posiciona al propietario de la mano que ejecuta la acción. Tal acto se transcribe en un eje de coordenadas de un x tiempo, de un espacio y. A través de la escritura y alejada de la narrativa, Hanne Darboven materializaba su presencia, registraba su experiencia diaria recurriendo al número, al signo, a un lenguaje formal que le permitiera objetivar su existencia.

En los calendarios, en los papeles milimetrados, Hanne Darboven estampaba la finitud de su día a día, consciente de inscribirla simultáneamente en el tiempo histórico, del cual ella era resultado y ante el cual ella respondía con sus propias Konstruktionen. La codificación que la artista llevó a cabo sobre sí misma, - mediante la línea; la compilación de palabras, imágenes y objetos que definían el mapa conceptual de un momento - también la obtuvo a través de la música. Otro lenguaje más, otro corpus del que ella creó su particular notación, un trasvase de sus días a un espacio perforado por el sonido. Eje z.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �