Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���


Recorridos

La fascinante vida cotidiana

Comienza la epopeya de un nuevo día. La lista de verbos a aprender de cualquier nuevo estudiante de una lengua extranjera se despliega: despertarse, to get dressed, prendre son petit-déjeuner, lavorare, ein bier zu trinken. Un maravilloso material para recrear historias fabulosas, las propias de una existencia limitada, intrascendente, infinitesimal y corriente, como la nuestra, como la de los personajes de esta selección gráfica.

Esta es una invitación a emocionarse con la plácida inercia de lo cotidiano; a estar atentos a cualquier indicio de trivialidad porque ahí puede esconderse la aventura más enriquecedora, sin mayúsculas y sigilosa. Hablemos del tiempo con el panadero y sonríamos a la portera, es lo único que nos pertenece.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���