Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���


Recorridos

Félix Romeo

Zaragoza, 1968 - Madrid, 7 de octubre de 2011

Ha muerto un amigo. Escritor, articulista, y sobre todo voraz y atento lector, Félix Romeo, zaragozano de pro, ha muerto a los 43 años en Madrid, víctima de un paro cardíaco. Su prematura disposición -a los 17 años hacía ya crítica literaria y parecía haberlo leído todo- y su constante y despierta atención a todo lo que se relacionaba con la cultura hacían de él un auténtico 'torrente de literatura y amistad', como reza el obutario de El País.

Romeo estudió Filosofía y Letras, residió en la Residencia de Estudiantes, dirigió durante cinco años el programa cultural ‘La Mandrágora' en TVE (que recibió el Premio Ondas) y protagonizó un corto de Fernando Trueba, ‘El insumiso Félix Romeo sale de la cárcel de Torrero'. Como escritor era autor de novelas como Dibujos animados, Discotheque y Amarillo, la historia del joven escritor Chusé Izuel, que se suicidó cuando, a principios de los noventa, compartían un piso conseguido gracias a Ignacio Martínez de Pisón. Deja inédito su último trabajo, Noche de los enamorados, de título provisional. Romeo fue condenado por insumisión a 26 meses de prisión, la mayoría de los cuales cumplió en tercer grado, tras un juicio por negarse a hacer el servicio militar y el servicio social sustitutorio. Ese libro parte del retrato del que fuera su compañero de celda, Santiago Dulong, nieto del alcalde Zaragoza durante la República y acusado del homicidio de una mujer, para ofrecer una reflexión íntima sobre su propia experiencia allí dentro.

Su capacidad crítica y su entusiasmo le llevaron a colaborar en varios medios: publicaba en Letras Libres -papel y digital- y en el Heraldo de Aragón -con la sección de opinión 'Artes & Letras', y en el suplemento dominical. Había publicado también asiduamente en el 'ABC Cultural' y colaborado en RNE. Marcos Giralt Torrente, Nicolás Casariego, Martínez de Pisón, Malcolm Otero Barral, Cristina Grandes, Ismael Grasa, Martín López-Vega, por decir sólo algunos le admiraban y querían.

También fue querido por La Central: tuvimos la suerte de contar con su colaboración como moderador en la sèrie 'A dos voces', unos encuentros entre escritores que llevamos a cabo en la librería de Madrid; y fue en La Central donde presentamos, en su momento, su primer libro, Dibujos animados, editado por Plaza y Janés. Deja un testimonio -escrito y en gran parte invisible- de sencillez, audacia e inmensa amistad.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���