Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Recorridos

La palabra hecha arte

La reciente desaparición del Códice Calixtino trae a la actualidad la importancia del patrimonio bibliográfico e invita a que el público general se adentre en disciplinas tan minoritarias como la codicología, paleografía o historia del libro antiguo, con frecuencia sólo transitadas por especialistas, unos pocos filólogos y algunos eruditos. En efecto, el acceso a este tipo de objetos (en muchos casos verdaderas piezas de arte, en virtud de su iluminación) es muy restringido y su circulación y muestra a través, por ejemplo, de exposiciones, no es tan frecuente como la de otras piezas artísticas; de ahí que a menudo sólo los conozcamos a través de réplicas o facsímiles.
La realización de un códice era una tarea múltiple que implicaba la preparación del soporte de escritura, la encuadernación, la ilustración y la escritura, entre otras, fases que eran ejecutadas por distintas personas y cuya conclusión daba como fruto la existencia de un objeto único casi siempre reservado a unos pocos, en forma de encargo o regalo: libros de horas, beatos, o cartularios fueron compuestos siguiendo el arte de la iluminación y miniatura haciendo de ellos auténticos objetos artísticos, joyas para el placer y fachenda de su poseedor.
Te invitamos a un breve recorrido por el mundo del libro antiguo, a través de estudios y libros técnicos así como de catálogos y otros bellos libros.

Bibliografía destacada

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �