Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���


Recorridos

En busca del Oriente bíblico

Dejando a un lado los fuegos artificiales hollywoodienses y las persecuciones nazis de Indiana Jones, la arqueología bíblica por si misma cumple perfectamente su papel entre lo misterioso y lo científico. Una fina línea que muchas veces ha suscitado discusiones entre ciertos círculos sobre cuánto hay de fe en sus descubrimientos y cuánto de verificable. El deseo de ubicar geográficamente la Biblia así como los hechos que en ella se relatan ha fascinado a muchos. A finales del siglo XIX el Próximo Oriente ya se había convertido en un lugar de peregrinación para aventureros occidentales en busca de una tierra pintoresca a la par que sagrada y descubrimientos arqueológicos que aún sobrecogían a una sociedad ávida de impresiones románticas.
El Padre Bonaventura Ubach, monje de Montserrat y orientalista, es un claro exponente de esta fascinación por tierras orientales; fascinación que le llevó a viajar en diferentes momentos por ellas, para la traducción y edición de la Biblia de Montserrat y la creación del Museo Bíblico de la Abadía de Montserrat, el primer museo dedicado al Próximo Oriente (1911).

Fruto de estos viajes nace la exposición "Viatge a l'Orient Bíblic", que el IEMed, conjuntamente con la Abadia de Montserrat, organizan del 14 de abril al 26 de junio de 2011 en la Capella de Santa Àgata (MUHBA) de Barcelona.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���