Recorridos

Ryszard Kapuscinski

Lapidarium en el patio del periodismo

Pinsk, 1932 - 23 de enero de 2007, Varsovia

En el inicio de Lapidarium IV este periodista, quizás maestro de periodistas polaco afirma: "Lapidarium es un lugar (plazoleta de una ciudad, atrio en un castillo, patio en un museo) donde se depositan piedras encontradas, restos de estatuas y fragmentos de edificaciones -aquí un trozo de lo que había sido un torso o una mano, ahí un fragmento de cornisa o de columna-, en una palabra, cosas que forman parte de un todo inexistente (ya, todavía, nunca) y con las que no se sabe qué hacer. ¿Quedarán tal vez como testimonio del tiempo pasado, como huellas de búsquedas e intentos humanos, como señales? O quizás en este mundo nuestro, tan enorme, tan inmenso y a la vez cada día más caótico y difícil de abarcar, de ordenar, todo tienda hacia un gran collage, hacia un conjunto deshilvanado de fragmentos , es decir, precisamente, hacia un lapidarium". Estos fragmentos son recogidos en la obra de Kapuscinski, para mostrarnos los restos del imperio Soviético, la caida del Sha, de Halie Sellassi, el final de la Angola portuguesa, el futuro de África. García Márquez lo consideró el maestro del periodismo, y para Paul Auster fue, en su momento, el escritor vivo más importante. Aquí ofrecemos, en otro lapidarium que es una libreria, fragmentos de un mundo ya de por sí roto.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".