Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���


Recorridos

Maurice Blanchot

La nada y el silencio productivos

1907 - París, 2003

Maurice Blanchot fue un hombre que no tuvo rostro, pues como es sabido eludía los actos públicos y las fotografías. Pero su obra tuvo y tiene siempre cuerpo: la sombra que arrojó persiste en forma de palabras. Polifacético narrador, poeta, crítico, ensayista... las letras dibujan su perfil humano, que no es otro que el de un escritor que sabía que "el escritor es importante porque no [tiene] nada que decir", que el lector no puede descubrir en él a un verdadero sujeto, que sólo puede construirlo. "Toda escritura, todo lenguaje, llevan al silencio. Escribir es aprender la muerte.", dijo a propósito de Blanchot el editor Maurice Nadeau.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���