Desde sus inicios, el objetivo fundamental de La Central ha sido la difusión, promoción y comercialización de libros y otros productos de carácter cultural. Partiendo del principio de que nuestra actividad es en sí misma un comercio y se desarrolla en el contexto de una economía de mercado abierta y global, siempre hemos concebido nuestra labor como la reunión de múltiples actividades creativas diversas que entre sí tienen en común estar todas orientadas hacia la transmisión de valores culturales. Entendemos nuestro oficio como una mediación cultural activa; es por ello qué situamos en el foco de nuestra actividad al público lector y a las personas interesadas por la cultura. A todas ellas nos proponemos ofrecerles un servicio, una atención y una cuidada selección de nuestra oferta que siempre intente ir algo más allá de la mera venta de libros u artículos. Con humildad y cercanía, quisiéramos acompañar al público lector y ser un posible punto de referencia en sus recorridos de lectura, nos gustaría que nos sintiera próximos y cómplices en el libre ejercicio de su pasión por el libro y la cultura en general.

En la base de nuestro trabajo, entendido como labor de mediación, están los libros y los artículos culturales que componen nuestra oferta. Se trata de unos productos todos ellos muy peculiares: mercancías o bienes económicos, por un lado, portadoras de valores simbólicos, por otro. Capaces de interpelar tanto a nuestra memoria como a nuestra imaginación, nos ayudan a entender nuestra relación con los demás, también a decir algo sobre nosotros mismos y sobre nuestro lugar en el mundo. Pensamos pues, qué esta doble dimensión que caracteriza a nuestro oficio, cultural y económica, debe estar presente en cada una de las facetas de la actividad de La Central. Estamos convencidos de que la solidez de nuestro proyecto, a medio y largo plazo, depende enteramente de nuestra habilidad para lograr un punto de equilibrio en el que confluyan de manera harmoniosa una gestión económica eficaz y una oferta cultural rica y variada: sólo a partir de allí seremos capaces de dialogar de forma creativa con la comunidad de lectoras y lectores que conforme nuestro público.

1996
Se inaugura la primera librería

Se inaugura la primera librería

Inauguramos la primera librería La Central en marzo de 1996 en unos bajos de la calle de Mallorca, en Barcelona. El local se amplía el año 1998 con el piso superior, alcanzando los 275 m2 y albergando más de 80.000 títulos. Actualmente, La Central cuenta con un espacio de restauración, Bar Central, una terraza y un aula, uno de los primeros espacios donde comenzó la actividad de la Academia La Central.
2003
Abre La Central del Raval

Abre La Central del Raval

En marzo de 2003, inauguramos en la calle Elisabets La Central del Raval, una librería de Humanidades que ocupa el espacio de la antigua Capilla de la Misericordia, construida a mediados del siglo XVIII y con espacio de 850 m2. Actualmente, La Central del Raval cuenta con un bar-restaurante, Bar Central, un jardín y diversos espacios para realizar actividades culturales y desarrollar las actividades de la Academia La Central.
2005
La Central llega al Reina Sofía

La Central llega al Reina Sofía

Con la ampliación del Museo Reina Sofía en septiembre de 2005, consistente en tres edificios independientes auditorio, biblioteca y salas de exposiciones, La Central inauguró una nueva librería –y la primera en Madrid– en un espacio de 440 m2.
2008
La Central del MUHBA abre sus puertas

La Central del MUHBA abre sus puertas

En abril de 2008 se inaugura La Central del Muhba, ubicada en el Museu d’Història de Barcelona, con una superficie de 150 m2. Esta librería establece un fuerte vínculo con el Museo y su catálogo está especializado en Historia.
2012
Incorporación del Grupo Feltrinelli y apertura de La Central de Callao en Madrid

Incorporación del Grupo Feltrinelli y apertura de La Central de Callao en Madrid

En el año 2012 el Grupo Feltrinelli entra a formar parte del accionariado. A día de hoy es el socio de referencia. Y finalmente, en 2012 abrimos La Central de Callao, situada en una casa palacio de 1.200 m2. En las tres plantas del edificio también se puede encontrar, además de una amplia oferta de fondo bibliográfico, un café-restaurante, El Patio, un espacio dedicado a la programación de la Academia La Central y a una variada programación de actividades culturales.
Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación, nos ayudan a proteger tu privacidad y permiten realizar las peticiones que nos solicites a través de la web. Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias en base a un perfil elaborado con tus hábitos de navegación (por ejemplo, páginas visitadas). Si consientes su instalación pulsa "Aceptar Cookies", o también puedes configurar tus preferencias aquí. Más información en nuestra Política de cookies