La ciudadela interior

La ciudadela interior

Editorial: AlphaDecay

Páginas: 520

Año: 2013

EAN: 9788492837472

24,90 €
ENVÍO GRATIS
Recíbelo en tu casa en 2-4 días
Disponible ahora en
La Central del Raval
La Central de Callao
La Central (c/ Mallorca)
Disponible de 4 a 5 días en
La Central del Museo Reina Sofía
La Central del MUHBA
Escribiendo las Meditaciones, Marco Aurelio construye en sí mismo una ciudadela inaccesible a las turbaciones de las pasiones. Pero esta ciudadela, donde reina la serenidad, no es una torre de marfil en la que se refugiaría en un egoísmo trascendente; es más bien a la vez el lugar elevado desde donde se accede a un inmenso campo de visión y la base de operaciones que permite actuar en la lejanía. Dicho de otro modo, las Meditaciones son el libro de un hombre de acción, que busca la serenidad porque es la condición indispensable de la eficacia y para quien la acción humana no tiene valor profundo y duradero más que si se inserta en la perspectiva del Todo del Universo y de la comunidad de todos los hombres. Pero semejante actitud no es otra que el estoicismo mismo, precisamente bajo la forma en la que Epicteto se la había revelado a Marco Aurelio. Cuando el emperador se esfuerza en su libro en practicar tres disciplinas fundamentales: ver la realidad tal como es liberándose de todo prejuicio pasional, aceptar con amor los acontecimientos tal y como resultan del curso general de la Naturaleza, actuar al servicio de la comunidad humana, no hace sino ejercitarse en las tres partes de la filosofía tal y como Epicteto las había definido. Las Meditaciones se organizan entorno del esquema ternario. Por eso la presente introducción a las Meditaciones de Marco Aurelio podrá ser leída en cierto sentido como una introducción al estoicismo antiguo. ¿No habría finalmente un estoicismo eterno que, a través del tiempo y del espacio, sería una de las actitudes posibles de la conciencia humana?