Cine III. Verdad y tiempo. Potencias de lo falso

Cine III. Verdad y tiempo. Potencias de lo falso

FichaTextoEditorial Cactus

FichaTextoAno 2018

FichaTextoEan 9789873831300

$50.00
FichaTextoEnvio
FichaDisponibilidadTiempoEntregaTexto24
FichaDisponibilidadExistencias
La Central de Callao
La Central del Museo Reina Sofía
FichaDisponibilidadTiempoEntregaTexto45
La Central del MUHBA
La Central del Raval
La Central (c/ Mallorca)

En este curso, dictado en la Universidad de Vincennes entre fines de 1983 y mediados de 1984, Gilles Deleuze cuenta una historia, la historia del encuentro entre la Verdad y el Tiempo. Pero como en esas narraciones falsificantes de las que habla el curso, es una historia que se duplica, que contiene varios relatos y personajes que se cruzan. Es primero la historia de la crisis de la verdad cuando se enfrenta con la fuerza del tiempo, una historia que comienza en la Antigua Grecia con Cleantes y Crisipo, que pasa por Leibniz y por Borges, y en la que se cruzan los personajes de Melville con los de Nietzsche. Esta primera historia confluye con la historia misma de esa fuerza del tiempo, que es la historia de su relación con el movimiento: su estado salvaje en la mitología griega, su subordinación al movimiento en la filosofía platónica y en el neoplatonismo, su emergencia como aberración en la astronomía, en la física, en la economía y en el temor de Dios, hasta su liberación en Kant. Pero esta doble historia de mil años de filosofía se duplica a su vez con otros problemas y protagonistas, condensada en medio siglo de historia del cine, desde las aberraciones del movimiento en los clásicos Dreyer o Bresson, pasando por la crisis del movimiento en Ozu, el neorrealismo italiano, el burlesco y la comedia musical norteamericana. Cuando esta historia cuadruplicada de la Verdad y el Tiempo vuelva a unificarse en el encuentro de Bergson ?del lado de la filosofía? con Welles, Resnais y Robbe-Grillet ?del lado del cine?, alumbrará el concepto cine-filosófico de la imagen cristal y nos entregará imágenes de un tiempo puro, liberado de todo movimiento.