Corazón de perro

Corazón de perro

FichaTextoTraduccion Marta Sánchez-Nieves

FichaTextoEditorial Mármara

FichaTextoPaginas 188

FichaTextoAno 2020

FichaTextoEan 9788412008050

$13.50
FichaTextoEnvio
FichaDisponibilidadTiempoEntregaTexto24
FichaDisponibilidadExistencias
La Central de Callao
La Central del Raval
La Central (c/ Mallorca)
FichaDisponibilidadTiempoEntregaTexto45
La Central del Museo Reina Sofía
La Central del MUHBA

En las primeras décadas del siglo XX, como ahora en las primeras décadas del siglo XXI, Europa asistía a un fantástico progreso científico y técnico, y en sintonía con él estaban de moda las ficciones pseudocientíficas, como los hombres invisibles y guerras de marcianos en las novelas del británico H. G. Wells, o las sustancias atómicas y robots del checoslovaco Karel Capek, entre otras especulaciones, a menudo protagonizadas por sabios excéntricos e inventores cáusticos a los que algo les salía terriblemente mal. Bulgákov imaginó a un doctor inteligentísimo aunque algo descuidado que con la intención de experimentar con posibles mejoras de la raza humana implanta en el cerebro de un perro callejero, al que llama Shárik, una glándula pituitaria humana, sin preocuparse de que el cadáver del que procede la glándula sea el de un alcohólico crónico y simpatizante de los bolcheviques.

FichaTituloOtros Corazón de perroFichaTituloOtrosSecundario