Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���


BZ

Colectivo MaDam

Colectivo MaDam. In Memoriam JC. Pliegos de teatro y danza, 69

Disponibilidad
  • La Central de CallaoCon existencias
  • La Central del Museo Reina SofíaCon existencias
  • La Central del RavalCon existencias
  • La Central del MUHBA4 / 5 días
  • La Central (c/Mallorca)4 / 5 días

El Colectivo maDam quiso celebrar el centenario del nacimiento de John Cage (1912-1982) con una sesión de improvisación electroacústica dedicada a su memoria. Sin embargo, plantear un concierto de improvisación como homenaje a John Cage podría parecer problemático debido a que él consideraba que tanto el gusto como la memoria del músico que improvisa, así como la falta de control sobre su propio ego, lastraban el proceso de creación musical. Conscientes de estas cautelas, el Colectivo maDam no renunció a celebrar a John Cage desde la improvisación. Así, además de explorar métodos e invenciones del propio Cage a lo largo de la sesión, los miembros del colectivo intentamos abolir esos elementos restrictivos, el gusto y la memoria, expandiendo la escala temporal del concierto hasta un total de cinco horas. Durante ese período, la memoria de los improvisadores sobre el desarrollo de la música se hace mínima, perdiendo los músicos el control sobre la forma de la pieza. Algo parecido ocurre con el gusto –entendiendo como tal el catálogo de opciones, decisiones y reacciones a disposición del músico–, muy difícil de mantener a lo largo de 300 minutos. De esta manera, la indeterminación y la coexistencia pasaron a ser las características fundamentales de aquella larga tarde. Sin embargo, no sólo quisimos celebrar a JC, sino también al Teatro Pradillo, su historia, su presente y su comunidad. El vínculo entre Pradillo y Cage se ha hecho explícito en diversas ocasiones, pero quizás el punto de partida de esa relación resida en el texto del músico que, con el título «Hacia dónde nos dirigimos», Antonio Fernández Lera tradujo y publicó en la revista Fases, en 1991, coincidiendo con la visita de Cage a Madrid. Este texto cobró de nuevo vida a través de las voces de Antonio y de Getsemaní de San Marcos, miembro del equipo de dirección del Pradillo cuando esta propuesta tuvo lugar. También quisimos incorporar otros textos (todos recogidos en este volumen) de creadores estrechamente vinculados al espacio, como Carlos Marquerie y Fernando Renjifo. Esos textos, leídos por ellos mismos, junto al de Cage, generan un caleidoscopio de reflexiones sobre la creación, la comunidad y la política. Así, sus voces y sus ideas coexistieron en simultaneidad con los sonidos de los improvisadores, haciendo resonar la memoria del espacio y aportando nuevos elementos de indeterminación al desarrollo de la sesión. La indeterminación y la coexistencia eran, también, consustanciales a la práctica de los Events, en los que los músicos de la compañía de Merce Cunningham –de la que Cage fue director musical–, junto con otros invitados, desarrollaban en su mayor parte improvisaciones al mismo tiempo que los bailarines realizaban fragmentos de las coreografías de Cunningham. Así, para profundizar en la celebración de la indeterminación y la coexistencia, varias artistas del movimiento vinculadas al Pradillo (Anuska Alonso, Elena Alonso, Ana Buitrago, Elena Córdoba, Claudia Faci, Camille Hanson, Mar López, María José Pire y Paz Rojo), con sus materiales propios, participaron a lo largo de la sesión siguiendo unos tiempos determinados al azar. De esta forma, músicos, danzantes, conferenciantes y público compartimos un espacio y un tiempo desde la singularidad irreductible de todos y cada uno de los presentes.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���