Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���


FF

Lorite Mena, José

El Parménides de Platón

Desde sus comienzos la filosofía griega se alimentó de su capacidad para reproducirse críticamente. De ahí que históricamente aparezca como un continuo alejamiento de sí misma: una crisis interminable que configura una estética de la existencia. Este dinamismo proviene de la tensión contenida en el término que soporta el quehacer filosófico y le sirve de modo de expresión: el lógos. En este término se condensa una concepción de la palabra y una relación con el saber: la palabra como espacio de la vida pública, como pugna de opiniones, y el saber como crecimiento del individuo en la libre apropiación de sus posibilidades.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���