Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Yuri Herrera

El incendio de la mina El Bordo

18.02.2019
Unas cuatrocientas personas trabajaban en el interior de la mina El Bordo cuando, la mañana del 10 de marzo de 1920, se declaró un incendio en una de sus galerías. Muchos huyeron despavoridos y lograron ponerse a salvo. Los administradores de la mina decidieron cerrar los tiros para evitar la propagación del incendio, explicarán después; los médicos habían certificado que era imposible que nadie continuara vivo allí dentro, tal era la cantidad de humo acumulada. Dijeron que como mucho habrían muerto unos diez mineros. Pero, cuando seis días más tarde   se reabrió la mina para retirar los cuerpos, se encontraron más de ochenta cadáveres y a un grupo de siete mineros aún con vida.

¿Cuántos se habrían salvado si no se hubiera clausurado la mina? Las pesquisas fueron erráticas y superficiales, la prensa acusó de imprudencia a los mineros, se juzgó a la empresa con la sentencia absolutoria decidida de antemano: se impuso el olvido.

“El silencio no es la ausencia de historia, es una historia oculta bajo una forma que es necesario descifrar”, dice el autor antes de ofrecernos los trazos de su minucioso trabajo de esclarecimiento. La narración avanza paso a paso, austera y con ritmo preciso escarba entre el frío lenguaje judicial, rasga la prosa abyecta de la prensa local y remueve los discursos oficiales hasta encontrar, detrás de esas cortinas de silencio, las voces singulares de las víctimas; construye así un delicado homenaje literario a su memoria.

Temas relacionados:

Bibliografías:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �