Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���


Buscar en el blog:

Tessa Hadley

Lo que queda de luz

27.10.2020
Zachary, galerista de arte con una personalidad encantadora, muere de un ataque al corazón en pleno trabajo. Su muerte, totalmente inesperada, es el detonante para que su mujer, Lydia, y sus amigos, Christine y Alex, matrimonio de largo recorrido, se replanteen sus vidas y sus relaciones, a partir de la ausencia de Zachary. Los saltos en el tiempo en la narración, nos permiten conocer el nacimiento de  su amistad que se remonta a treinta años atrás, cuando ellas eran dos jóvenes amigas universitarias en busca de aventuras y se encontraron con ellos, aunque las parejas que se establecieron entonces cambiaron rápidamente para dar paso a la configuración actual.
Así asistimos a una ficción doméstica, en la que los protagonistas están atrapados en sus felices matrimonios y en la que el paso del tiempo da lugar a nuevas paternidades, conflictos y relaciones de (in)dependencia.
 
El arte es un elemento vehicular: es el oficio de Zachary, su hija Grace estudia Bellas Artes, Christine dibujaba hasta que se casó, solo Zachary apreciaba sus dibujos y la animaba a no abandonar, y una de las escenas más emotivas del libro transcurre en Venecia, en la Scuola dei Carmini mientras Christine y Zachary observan el fresco pintado en el techo por Tiepolo y redescubren su conexión.
 
Y podríamos hablar de infidelidad, pero sería más justo hablar de amor y atracción porque entre  ellos hay una fuerza  que hace que se sientan irremediablemente empujados a lo fatídico, al fin y al cabo el nacimiento de una amistad surge de la admiración, luego llega el amor y al final la compasión .
 
Esta es la primera novela traducida de Tessa Hadley y sin duda alguna es una obra magistral. La minuciosidad en los detalles que componen el carácter y los aspectos físicos y mundanos de sus personajes, las pequeñas experiencias que hacen aflorar los instintos que permanecían ocultos y las preguntas que buscaban respuestas, toda esa cotidianidad que los envuelve, hace que estén muy cerca de nosotros y que los leamos embelesados.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido ��� | Pie de la página ��� | Menú principal ���