Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Philippe-Joseph Salazar

Palabras armadas

13.07.2016
Últimamente, el mundo editorial nos ha inundado con un mar de publicaciones sobre algo que nos inquieta, nos preocupa y que, en definitiva, no entendemos. Buscamos explicaciones a algo que, en apariencia, no la tiene, y más allá de buscar caminos de interpretación (los medios de comunicación nos bombardean con razonamientos sociológicos o problemas psicológicos) deberíamos centrarnos en comprender. ¿Comprender qué o a quién? Ah, ya empezamos. Ni siquiera sabemos a qué nos enfrentamos. Daesh, Isis, Isil, Estado Islámico, yihadistas, terroristas… Philippe-Joseph Salazar pone el dedo en la llaga: “nuestros códigos retóricos están desarmados”, sentencia el filósofo. Los gobiernos declaran su intención de destruir a Estado islámico, pero ni siquiera hemos comprendido cómo funciona, declara el autor del libro Palabras armadas. Entender y combatir la propaganda terrorista, pregona el subtítulo de este interesante ensayo: de eso trata. Según Salazar, nuestro marco conceptual en el que se fundamentan todas las políticas contra el califato (autoproclamado, como muchos apuntan con cierta sorna, pero real, al fin y al cabo, nos recuerda el filósofo) es profundamente erróneo y solo disimula la incapacidad para asumir el problema. Avanzamos dando palos de ciego sin entender la retórica que usan las lumbreras que arman el caparazón intelectual del califato. Poética y retórica van de la mano con el razonamiento lógico en el lenguaje político del islam, algo que es incompatible con el racionalismo europeo, nos dice Salazar: lo que nos parecen mensajes floridos, grandilocuentes, no lo son a ojos de muchos. Decimos que deliran y los tratamos de locos, cuando en realidad detrás de cada mensaje hay un rigor dialéctico aplastante, el razonamiento analógico, algo que va contra nuestras costumbres políticas. No nos engañemos, se trata de una lectura incómoda, Salazar hace un diagnóstico libre de prejuicios y nos advierte sobre la vuelta del diálogo con el enemigo, reconociéndolo como tal y con todo lo que esto conlleva. Es la vuelta de las relaciones internacionales clásicas: las relaciones de fuerza entre contrincantes.

Temas relacionados:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �