Buscar en el blog:

Philip Ball 

La invención del color 

02.10.2020
Philip Ball es un referente popular entre especialistas y aficionados a las ciencias. Formado como químico y autor de numerosos escritos científicos nos ofrece una particular visión de la historia de la pintura desde un punto de vista desatendido por los historiadores: la tecnología.

Desmitifica la figura del artista como genio creador y nos lo muestra en una dimensión más humana, en su faceta de artesano, cuyo trabajo se ve limitado por las herramientas de las que dispone y cuya libertad es relativa.

Durante muchos siglos los materiales para la creación de pigmentos se extraían de componentes de origen natural y su fabricación era artesanal. Pero no todos los colores eran accesibles, recordemos el preciado lapislázuli, traído del lejano oriente y solo asequible para unos pocos. La paleta del pintor estaba condicionada por factores económicos de manera que los artistas se veían obligados a resolver sus problemas en los talleres haciendo toda suerte de mezclas para elaborar sus propios colores, no siempre con buenos resultados. Resulta incuestionable que la disponibilidad o no de estos pigmentos, condicionada por las leyes de mercado y los avances tecnológicos involucrados en la producción de los colores fueron, en realidad, los verdaderos responsables de la evolución del arte por encima de las corrientes estilísticas y la personalidad propia de los pintores. La tecnología abre sus puertas a los artistas y, desde siempre, el arte ha encontrado la manera de aprovechar lo que esta le ofrece.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".