Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Nathalie Léger

La exposición

12.08.2019
Virginia Oldoini, más conocida como la condesa de Castiglione, fue celébre en su época por haber sido amante de Napoleón III de Francia y por su influencia en la unificación italiana, gracias al poder que ejercía sobre el emperador. Pero sobre todo, fue popular por su belleza, que dejaba a todos boquiabiertos según cuentan sus contemporáneos.

Vivió obsesionada con su imagen y encontró en la fotografía el medio para satisfacer su narcisimo. Así lo demuestran los más de 450 retratos que durante 40 años realizara en colaboración con el  fotógrafo Pierre-Louis Pierson . Ella misma era quién elegía el vestuario, las joyas y la ambientación, la que estudiaba la pose y el punto de vista. Creaba una auténtica  puesta en escena y en cada una de ellas representaba un personaje. El resultado son unas instantáneas de carácter dramático, misterioso y, hasta provocador, que rompen con todos los convencionalismos de los retratos de la época.

La narradora va recorriendo estas imágenes y, a través de ellas, rescata de su memoria otras fotografías, las suyas, las de su infancia, recuperando fragmentos de su propia vida que intercala con interpretaciones sobre la enigmática y fascinante vida de esta cautivadora dama.
 

Sugerencias de consulta:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �