Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Entrevista a Emma Southon

Autora de Agripina

26.04.2019
Emma Southon, doctora en historia antigua e historiadora imparable, nos ha conquistado con su primer libro, una biografía de Agripina la Menor, que fue hermana de Calígula, esposa de Claudio y madre de Nerón. Pero en esta biografía descubrimos que fue mucho más que eso... y no solo lo malo.
 
¿Cuál era tu intención al escribir este libro?

He escrito el libro que quería leer. Soy un desastre, no leo muchos libros de historia. En parte porque, como historiadora, tengo tendencia a leer la introducción y la conclusión y nada más. Pero también porque a menudo tengo la impresión de que me están sermoneando. Quería escribir un libro divertido, que la gente quisiera coger tras un largo día pensando: quiero saber qué va a pasar a continuación. Quería que la gente viera lo divertida que puede ser la historia, que no es solo una lista de fechas ni una materia aburrida. Es hablar sobre la gente y eso es algo divertidísimo porque la gente es muy rara.
 
¿Cómo describirías a Agripina?

La palabra que usaría es aterradora, porque creo que debía dar un poco de miedo. Parece tener un corazón de acero que hace que no tenga miedo de nada. Hizo cosas que ninguna otra mujer había hecho antes. Aterradora pero muy atractiva, imponente y carismática. Y aterradora, porque tenía poder.
 
¿Por qué es relevante en el siglo XXI?

Creo que el mensaje más importante que nos deja es la evidencia de lo fácilmente que se ha borrado a las mujeres de la historia. Cada vez que Agripina hacía cosas normales, se volvía invisible. Tenía que hacer algo chocante o muy malo para que escribiesen sobre ella.
Era muy importante para mí dejar muy claro lo importante que fue Agripina para los reinados de Claudio y de Nerón y lo importantes que fueron las mujeres en general en el mundo romano. Y cómo se las invisibiliza. Fíjate que sabemos que Agripina escribió su autobiografía y sin embargo nadie consideró que fuese un documento lo suficientemente importante para ser conservado.
 
A menudo cuando lees libros de historia, olvidas que todas las fuentes en las que se basan están escritas por hombres, pero tú lo haces muy explícito.

Quería que los lectores se quedasen con esta idea. Muchos de los libros de historia que se escriben hoy en día te van a contar una historia, sin mencionar que es parcial porque las mujeres han sido eliminadas de ella. Yo pienso que hay que decirlo una y otra vez.
Si una fuente fue escrita por un misógino, tienes que ser consciente de que estás viendo la historia a través de sus ojos. Nos han hecho creer que la historia la hicieron los hombres, pero no es así, son los historiadores los que nos lo han hecho creer.
Agripina no fue una excepción, lo que la distingue es que consiguió sobrevivir en el relato porque fue muy importante y porque resultó tan molesta para los hombres que escribían la historia que no pudieron evitar escribir sobre ella. De su hermana Livila, por ejemplo, solo sabemos que se casó, que la exiliaron dos veces y posiblemente que se tiraba a Séneca. Ya está, no sabemos nada más. Si Agripina no hubiese sido tan temeraria, tan dedicada a proteger a su familia, si no hubiese trabajado tantísimo, habría desaparecido. Probablemente los hombres habrían sido mucho más felices si no hubiesen tenido que escribir sobre ella, porque una mujer en el poder siempre es una mala señal, pero tuvieron que hacerlo.
 
¿Es difícil escribir historia de las mujeres en la antigüedad?

Es muy complicado porque no han quedado voces de mujeres, no tenemos forma de saber cómo se sentían o qué pensaban. Lo único que tenemos es lo que los hombres dicen de ellas. Las mujeres solo se presentan como estereotipos negativos: la madrastra malvada, la madre dominante, la esposa controladora. Son figuras que aparecen en poemas, comedias, sátiras y también en la historia. Porque para hacerlo aún más divertido, para los romanos la historia es un género literario. No se trata de descubrir qué pasó exactamente, sino de escribir lo que resulta edificante o la historia que encaja mejor con un mensaje.
Mi tesis doctoral trataba del cristianismo primitivo. Lo que este dio a las mujeres fue un lugar para ser protagonistas. Pudieron ser mártir, santa, monja o madre superiora, les dio voz. El mundo romano no les da ninguna. Y los griegos eran aún peores, en sus textos leemos que las mujeres son hombres fallidos porque no recibieron suficiente calor en el útero o que son unos monstruos y la menstruación es la prueba. Para que te hagas una idea, hay un fragmento en Tucídides en el que alaba a la mujer de Pericles diciendo que nadie sabía qué aspecto tenía porque nunca salía de casa. Porque ese es el mejor cumplido que se le puede hacer a una mujer, que es invisible.
Pero también tenemos que ir con cuidado de no trasladar nuestro punto de vista al pasado. Agripina no fue una rebelde que luchaba contra el sistema, ni una feminista. Ella trabajó desde dentro del sistema, se pasó años casada con hombres mediocres, tuvo hijos y consiguió satisfacciones dentro de un sistema tutelar, igual que muchas otras mujeres debieron encontrar la felicidad dentro de ese sistema que a nosotros nos parece horrible... ¡como si el nuestro fuese perfecto!
 
¿Cuál será tu próximo libro?

Un libro sobre los diferentes tipos de asesinatos en Roma. Se llamará A Fatal Thing Happened On The Way to the Forum.
 
Te lo tengo que preguntar, como dices en tu podcast. ¿la historia es sexy?

¡Sí! ¡Supersexy! Se lo digo a la gente sin parar. Si te sientas a mi lado durante un rato seguro que te acabo contando alguna anécdota o alguna historia horrible del pasado. Siempre me ha encantado hablar con la gente y sobre las personas y creo que si la gente despierta tu curiosidad, seguro que te gusta la historia, ¿cómo podría no gustarte?
 
¿Nos recomiendas un libro?

Os recomiendo una novela histórica que se llama Hild, de Nicola Griffith. Nos habla de una mujer que aparece mencionada dos veces en una crónica anglosajona, princesa de uno de los reinos que había en Inglaterra en el siglo VII. Es sobre lo que significa ser una persona real en un mundo que está transformándose en cristiano, en cambio constante, es buenísimo.
 
 
 
 

Sugerencias de consulta:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �