Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

David Gay Compton

La continua Katherine Mortenhoe

21.11.2019
Las distopías nos enseñan qué va a ser de nosotros si dejamos el factor humano a un lado. En los tiempos que corren, en los que retransmitimos al instante por las redes sociales todo lo que nos sucede, el hecho de que a un reportero se le instale una cámara en el ojo para grabar a una persona en fase terminal y luego se emita en horario de máxima audiencia, es una trama a valorar.

Katherine es una mujer desmotivada, con continuos achaques de salud y problemas con su marido. El trabajo parece ser lo único que la alegra: es una editora que corrige las galeradas redactadas por un ordenador. Su mundo se va al traste cuando el doctor le comunica que tiene una enfermedad mortal y que le quedan unas pocas semanas de vida.

Por otra parte nos encontramos con Roddie, que se ha prestado a ser una cámara viviente. Separado de una mujer a la que necesita y con un niño al que casi no ve, cree que esta oportunidad laboral le va a reportar la estabilidad añorada. No todo sale según lo planeado, por mucho que el director del programa Destino humano extienda sus tentáculos de dominio, y es que olvida el factor humano.

El mismo año en el que se publicó la novela en inglés, 1974, la periodista Christine Chubbuck se pegó un tiro en directo. ¿Dejaremos de retransmitir en algún momento?
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �