Buscar en el blog:

Cristóbal Villalobos Salas

Fútbol y fascismo

27.07.2020
En “Enrique el Ultrassur”, Los Nikis, mítico grupo de punk patrio, se mofaron de cierta manera de entender y vivir el fútbol: bromearon con algo tan serio como las hinchadas neofascistas violentas; en este caso, con un ultra del Real Madrid.
Podría parecer que la aproximación al tema fútbol-política, vía el punk, es la única posible (por la mofa, que quita seriedad y cientificidad al intento de aproximación), habida cuenta la mala fama que gasta el “deporte rey” entre círculos artísticos y culturales, que consideran, junto con cierta intelectualidad, al mismo como “el opio del pueblo” postmarxista. 
Nada más lejos: el fútbol permite una aproximación histórica, sociológica, política y cultural seria y científica, como demostraron desde Vázquez Montalbán a Eduardo Galeano (y otros).
Trazar una historia en que discurran en paralelo fútbol y fascismo (y militarismo) es tarea necesaria; porque bajo lo que uniría ambas facetas —fuerza bruta, acción, espíritu de grupo— no hay una historia sólo de utilización política del mismo, sino también de heroica resistencia futbolera ante el “obedece y calla” fascista y militarista, desde Europa hasta Sudamérica.
Fútbol y fascismo lo demuestra.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".