Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Recorridos

Relatos iniciáticos

Del Bildungsroman al viaje beat

La novela iniciática contiene dos elementos que la hacen siempre atractiva: en primer lugar, escenifica un cambio interno en un personaje, acompañando al lector a descubrir cuáles son los cambios emocionales que atañen a su alma, y que lo hacen evolucionar de un estado a otro. En segundo lugar, y como correspondencia a este cambio emocional, el relato contiene una marcada peripecia, cercana a la novela clásica de aventuras, a veces con tintes marcadamente amorosos, en ocasiones a partir de las relaciones de amistad que el protagonista mantiene; siempre a partir del contacto que el personaje tiene con los otros.

Para ser iniciático, el relato no implica que el protagonista sea un adolescente: si la peripecia comporta un camino, incluso Moby Dick u On the Road podrían ser ejemplos clarísimos, meridianos, y al mismo tiempo marginales muestras de la iniciación a que toda literatura aspira. Relatos iniciáticos de todo tipo, con matices, diferencias y con una clara intención: representar un aprendizaje. Desde los textos seminales -al fin y al cabo, hasta qué punto todo proceso narrativo no puede considerarse un aprendizaje?- hasta al Bildungsroman alemán -el canónico Wilhelm Meister de Goethe-, a las versiones más modernas, como el relato de otoño 'The body' de Stephen King, felizmente adaptada al celuloide por Rob Reiner con Stand By Me, o la celebérrima The Catcher in the Rhye del esquivo Salinger.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �