Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Recorridos

Melancolía, humores, furores, pesares y otras inquietudes del alma humana

Una lira a la que le faltan las cuerdas

Para introducirnos en este tema tan habitual de nuestro carácter y nuestra cultura, la melancolía, nos detendremos en las palabras de Chateaubriand, que según Théophile Gautier fue el inventor de la melancolía y la pasión moderna. Cada vez más agarrotado a mi fantasma, no pudiendo disfrutar de lo que no existe, soy como esos hombres mutilados que sueñan maravillas para ellos inalcanzables, y que se creen un sueño cuyos placeres igualan las torturas del infierno. Por otro lado tengo el presentimiento de las miserias de mis destinos futuros: ingenioso para forjarme sufrimientos, me sitúo entre dos desesperanzas; algunas veces no me creo más que un ser nulo, incapaz de elevarme por encima de lo vulgar; otras veces me parece sentir cualidades que nunca serán apreciadas. Un instinto secreto me advierte que avanzando en el mundo no encontraré nada de lo que busco. Este sufrimiento al menos queda compensado, o de esta manera nos ilusionaremos con un recorrido bibliográfico que deletrea ese gesto de sostener nuestra cabeza, apoyada en una mano, con la mirada perdida, mientras los perros negros de Saturno gritan su presencia arañando la puerta de nuestra vida. Una lira a la que le faltan unas cuerdas, pero que no carece de libros.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �