Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


L

Sánchez, Néstor

Diario de Manhattan

  • Editorial: Genèric
  • Páginas: 80
  • Año: 2018
  • Precio: 12.30 €
  • EAN: 9788460649809

NOVEDAD

Disponibilidad
  • La Central de CallaoInmediata
  • La Central del RavalInmediata
  • La Central (c/Mallorca)Inmediata
  • La Central del Museo Reina Sofía4 / 5 días
  • La Central del MUHBA4 / 5 días

Del deambular de Néstor Sánchez por Europa, América del Sur y del Norte entre los años 70 y 80 no quedaron huellas en ninguno de sus libros a excepción de este diario, crónica, relato, cuento poemático de una experiencia de vida a la intemperie en esa isla a la que se nombra de entrada, en la que se irrumpe como lo haría un constructor de verosímiles. En la década del 60, Puig y Sánchez anduvieron a la par en sus vías de canonización como "renovadores de las letras hispanoamericanas", al decir de Ángel Rama. Tenían casi la misma edad (Puig era tres años mayor) y habían publicado sus primeras novelas casi al mismo tiempo (Nosotros dos en 1966, La traición de Rita Hayworth en 1968). Pero si hacia mediados de los 70 Sánchez ya empezaba a ser conocido en Europa (Gallimard publicó su primera obra, titulada Nous deux en París con traducción de Albert Bensoussan, y Seix Barral publicó en Barcelona sus otras novelas: Siberia blues, Cómico de la lengua y El amhor, los orsinis y la muerte), de pronto se vio o se sintió arrastrado por un llamado a silencio, a abandonar la "carrera de escritor" para lanzarse a una búsqueda de autoconocimiento sin atenuantes, como él mismo diría. Un silencio que rompería por única vez al publicar a fines de los 80, ya de regreso en Buenos Aires, la serie de relatos que llamaría La condición efímera y, dentro de este libro, el poderoso Diario de Manhattan. (Osvaldo Baigorria)
"La desposesión como condición de la gran literatura. La opción Beckett, Céline, Néstor Sánchez: el escritor como clochard, el escritor que balbucea". (Ricardo Piglia)
"Sánchez intenta un vasto registro de ecos y lo logra: por momentos, leer y escuchar pierden sus diferencias. Su escritura se resuelve en una escritura que es, al mismo tiempo, el mito de la lectura: ese momento privilegiado en que ilusoriamente, la grieta del yo, las contradicciones y el desgarramiento, se borran". (Osvaldo Lamborghini)


Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �