Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �


Buscar en el blog:

Antonio Muñoz Molina

Un andar solitario entre la gente

16.07.2018
A menudo las historias se muestran completas, como relatos que encierran un sentido estructural de la realidad. Pero la vida es fragmento y corte. Y en esa escisión reside gran parte de su significado. Un andar solitario entre la gente es una narración sobre la vida contemporánea, un recorrido que traza el paisaje de nuestro tiempo. La historia de quien camina por la ciudad y registra lo que ve y lo que oye: conversaciones entrecortadas, titulares de periódico, anuncios publicitarios. En un síndrome de Diógenes literario, por su afán archivístico y su estructura de collage. Ir acumulando hasta que el documento desborde la realidad documentada. No en vano, un eje del libro es la basura. El residuo, lo sobrante. Todo es instantáneo y todo desaparece de manera inmediata.

El ángel de la historia de Muñoz Molina también vuelve su mirada al pasado. En la reverencia modernista (Joyce, Benjamin), pero también en su acto de resistencia. El caminante, en su cuaderno, escribe a lápiz. Eso le acerca al silencio que busca. Escribir a lápiz es «hablar bajando la voz». Un acto cauteloso, tímido, casi de retirada. Se puede borrar, admite la reacción, el descuido y la modificación. Es la resistencia que nos queda, la resistencia íntima.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra "Política de cookies".

Saltar a: Contenido � | Pie de la página � | Menú principal �